¿Cual es la mejor inversión para el futuro?



Dice Facundo Manes que tenemos recursos cognitivos limitados. Esa limitación hace qur las miles de decisiones que tomamos al día, nos generen cansancio. Dicen que Obama, presidente de los Estados Unidos, todos los días se pone la misma corbata, así evita tomar una decisión mas en su día tan extenso. Por otro lado el miedo es la única emoción que no podemos postergar dice Manes. Ambos estados, el cansancio y el miedo aparecen en una gran historia que quiero contarles.

Le preguntaron a un prestigioso grupo de economistas cuál sería la mejor inversión del futuro. A simple vista, uno puede pensar en la energía, en el campo, en los bonos, pero ésto fue lo que respondieron.

El mejor negocio del futuro es el manejo del tiempo personal y el manejo de las emociones.

Hace un poco mas de tres años escribí sobre el Burn Out Matrimonial y en esa oportunidad tambien cité la historia que está por comenzar.

¿Saben por qué cuento historias en Medium?

Porque quiero insistir en que no debemos vivir como la gente sin Dios, que vive de acuerdo a su mente vacía. Ésa gente, dice Pablo, tiene el entendimiento entenebrecido por causa de la ignorancia que hay en ellos y por la dureza de su corazón, viven ajenos de la vida que proviene de Dios. Efesios 4:17–19

Vivir sin Dios es tener la mente vacía

La ignorancia, el vacío y la dureza de corazón son consecuencias de que vivimos vidas alejadas del propósito que tiene Dios para nuestras vidas. Nos cansamos porque somos duros para aprender las lecciones de la vida. Tenemos miedo porque ignoramos el cuidado de Dios y nos sentimos vacíos de propósito. Algo así le pasó a mi amigo…

A mi amigo le gustaban los grandes desafíos. Cierto día en un monte, en una reunión, se paró delante de todos y dijo:

¿Hasta cuando van a estar titubeando entre dos sentimientos? 1 Reyes 18:21

Mi amigo quería motivar a sus amigos a que se decidan, o buscan a Dios o no lo buscan. Quería que se jueguen por Dios de una vez por todas. Pero dice la Biblia que el pueblo se quedó callado.

Quedarse callado en muchos momentos de la vida puede ser una gran virtud, pero en otros, puede ser la peor decisión que podemos tomar. Quedarse en silencio frente a una crisis. Quedarse en silencio frente a un desafío. Quedarse en silencio frente a una decisión que tenemos que tomar. Quizas sea el cansancio y por eso nos quedamos callados. Quizás sea nuestra apatía o nuestra indiferencia.

Mi amigo, al ver que no tenía respuesta, volvió a hablar y les dijo (en mis palabras):

Vamos a probar quien es real y quien no es real. Si el dios de ustedes es real entonces, cuando ustedes lo invoquen, vendrá. Entonces les propongo que hagamos dos monumentos. Cada uno busque las piedras y ponga un animal para que lo quememos con fuego. Agreguemos leña y pidamos que descienda fuego del cielo. Cada uno invoque su realidad. Yo invocaré a Dios y ustedes a ese dios, que dicen llamarlo Baal. El que pueda encender su monumento, ese será invocado.

Finalmente, no sólo cae fuego del cielo sobre el monumento de mi amigo, sino que termina destruyendo a todos los que invocaron a Baal. La euforia era estridente y si hubiera habido Twitter en ese entonces, seguramente sería Trending Topic en todas partes del mundo. #EliasLaDescoció #ElgolpeDeElias #LaPasiondeElias y así…

Algunos días despues mi amigo recibe una comunicación donde una autoridad de su época le dice que en 24 horas estaría muerto. Quien había tenido una gran victoria, ahora estaba huyendo y hasta quería morirse.

¿Por qué pasó Elias de la gran victoria a la gran depresión?

La primera razón que encuentro es el cansancio. Elias quedó agotado y no tomó fuerzas para reponer sus energias. Los médicos aseguran que no existe el llamado “cansancio atrasado”, le agotamiento no se transmite al día o a la semana siguiente, si el alimento y el descanso son los adecuados.

Algunos estudiosos de la Biblia aseguran que Elias hizo 36 Km (1 Reyes 18:46) desde Hermón hasta Jezreel (18.46), ese viaje hoy en autopista, son 15 minutos, pero en ese tiempo seguramente fueron 2 o 3 días de viaje. El agotamiento físico anula todo tipo de buenas decisiones y buenos pensamientos.

La segunda razón es el miedo. Y como advertía al comienzo, el miedo es la única emoción que no puedo postergar por lo tanto, el miedo es muchas veces una consecuencia de los pensamientos que consumimos. Manuel de Vega, director del proyecto Neurocog, explica que el cerebro toma las decisiones en función de todo el “historial” de la persona, desde el congénito hasta el adquirido culturalmente.

¿Te interesa resolver el miedo y el cansancio?

¡Revisá el historial de tu vida!

Es que la mejor inversión para el futuro estará en cómo manejemos el tiempo y las emociones. Podes tener una cantidad exhuberante de dinero. Podes ser la persona mas calificada para la tarea, sin embargo, sino logras administrar bien tus emociones y tu tiempo, no podras alcanzar tus objetivos.

Y hablando de objetivos, no tenerlos es un gran problema. Muchas de las crisis que tenemos, se deben a que no tenemos objetivos claros o si los tenemos, no tomamos las decisiones correcta para lograrlos. Decidir es importantísimo y tambien nos agota. Como te dije al comienzo de la nota. No decidamos en todo, aprendamos a delegar o armemos sistemas que no nos causen stress. Por ejemplo, usar la misma corbata todos los días.

Ya hablé antes sobre los indecisos y creo que a veces, el problema de la indecisión es parte de la frustración. Quizás Elias demoró demasiado en decidir y se enredó en sus propios pensamientos que terminó agonizando con ganas de quitarse la vida.

Delega decisiones no importantes.

No es necesario que tengas que saber todo en la vida para ser feliz. Tampoco el mundo va a frenar su rumbo porque vos no decidas qué van a cenar a la noche. Otra persona puede decidirlo por vos y vos decidir otras cuestiones mas importantes.

Revisa las decisiones que tomaste en las últimas 24 horas.

Luego de haber realizado la lista, ora y pidele a Dios que te haga un buen entendido de los tiempos. Dios está buscando llenar ese vacío del cual habla Pablo. Dios puede cambiar nuestra entenebrecidas mentes y darles vida.

FUENTE: https://medium.com/@jorgeamado/

COMENTARIOS:

Articulos relacionados